Aspectos básicos

RECORRIDO 2. Tenlas y úsalas

capítulo 2/4

Qué es una clave privada

17 Ene, 2021
Leer 3 min
Aspectos clave:
— La pregunta más importante que te harás cuando tengas cripto es cómo gestionar tus claves privadas.

— Las claves privadas dan acceso a la dirección de la cadena de bloques donde están almacenados tus activos; forman parte de los datos de la cadena de bloques.

— Quien tenga acceso a tu clave privada tendrá acceso a tus activos, por lo que es absolutamente esencial que la mantengas a salvo para proteger tus cripto.

— El almacenamiento de claves privadas debe mantener la clave a salvo y también permitirte acceder a ella para realizar transacciones. Es un delicado equilibrio el que hay que mantener, y para ello lo mejor es una billetera de hardware.

Te encuentras en una etapa crucial de tu viaje por el mundo de las cripto, aquella en la que descubres cómo funciona la titularidad en la cadena de bloques. Si solo vas a leer un artículo sobre seguridad cripto, que sea este.

La cadena de bloques ha revolucionado la idea de titularidad al crear un espacio de almacenamiento digital de acceso público en el que puedes proteger tus activos. Pero este sistema tiene sus propias normas, reglas y riesgos, por lo que es imprescindible comprenderlos si pretendes utilizar la cadena de bloques. Aquí veremos más detalladamente el enfoque central de la titularidad de la cadena de bloques; lo que te da acceso y control: tu clave privada.

¿De dónde procede la clave privada?

Buena pregunta.

Cuando compras tus primeras cripto, no solo pagas una cantidad determinada de monedas o tokens, sino que también creas tu propia dirección en la cadena de bloques. En el momento de crearla, la cadena de bloques genera claves tanto públicas como privadas para esta nueva dirección.

Estas claves interactúan criptográficamente con la cadena de bloques, lo que te permite cifrar y descifrar la información de las transacciones relativa a su dirección de origen. Pero lo más importante es que la clave privada es lo que da el control sobre los fondos almacenados en la dirección.

¿Cómo funciona la criptografía?

La gestión de una dirección de la cadena de bloques con claves privadas y públicas funciona de forma parecida a un buzón de correo. Con tu dirección (clave pública), el cartero puede encontrar tu ubicación e introducir las cartas por el buzón. Sin embargo, la única persona que puede recuperar el contenido del buzón es la que tiene la llave del buzón (clave privada).

En este supuesto, la dirección sería tu “clave pública”, la llave del buzón sería tu “clave privada” y las cartas serían criptodivisas o NFTs. Cualquiera que tenga tu clave pública puede enviarte algo, pero solo tú, que tienes la clave privada, puedes acceder realmente a la dirección de la cadena de bloques y a lo que se te haya enviado. Es lo que te convierte en titular, lo que te convierte en el elemento fundamental para proteger los activos de tu cadena de bloques.

Cómo funcionan la clave pública y la clave privada

Diferencias entre las claves pública y privada

Aunque sirven para diferentes fines, las claves pública y privada están estrechamente relacionadas. Hay tres importantes reglas de funcionamiento:

  • Una clave privada puede generar varias claves públicas (o direcciones de recepción).
  • Solo el titular de la clave privada correspondiente puede acceder a la información enviada en las direcciones públicas.
  • Si tienes la clave privada, es posible generar la clave pública. Sin embargo, es imposible encontrar la clave privada solo con la clave pública. Es lo que mantiene tus activos a salvo.

Lo más importante que debes recordar es que si pierdes tu clave privada, pierdes tus fondos, pues ya no podrás acceder a la billetera para gastar, retirar ni transferir monedas. Del mismo modo, como ya hemos mencionado anteriormente, si no eres titular de tus claves privadas, no eres titular de tus cripto. Solo la titularidad completa de tus claves privadas te dará verdadera libertad financiera. No obstante, tener tus propias claves conlleva una gran responsabilidad: debes protegerlas.

Cómo proteger tus claves privadas

Ahora que sabes por qué tienes que proteger y tener en propiedad tus claves privadas, veamos cómo hacerlo. Hay muchas maneras de almacenar de forma segura tus claves privadas y al mismo tiempo mantener la titularidad de tus activos cripto. Pero la más común es utilizar una billetera cripto.

Son herramientas que te permiten interactuar con la red de cadena de bloques. A diferencia de las billeteras tradicionales que utilizamos en el día a día para llevar nuestros billetes y monedas, las billeteras de criptodivisas no almacenan realmente monedas ni tokens. Lo que guardan son tus claves privadas. En realidad, tus fondos forman parte de la cadena de bloques como datos, y las billeteras te permiten acceder a ellos. A través de tu billetera cripto, puedes generar tus diferentes claves públicas o direcciones, que te permiten recibir pagos.

Hay diferentes tipos de billeteras cripto: de software, de hardware y en papel. Aunque desempeñan la misma función, no proporcionan los mismos niveles de seguridad y titularidad, ni tienen las mismas características. Algunas son más susceptibles a los hackeos, mientras que otras son menos intuitivas, pero altamente seguras. Algunas te dan la titularidad de tus cripto y otras no.

Es muy importante que elijas bien tu billetera cripto. Y la única manera de hacerlo es, como cabría esperar, estudiarlas todas. ¿Quieres obtener más información al respecto? Nuestro siguiente artículo se centra en los pros y contras de estas diferentes billeteras. Sigue leyendo

El conocimiento es poder.

¡LIBÉRATE y sigue aprendiendo! Si disfrutas familiarizándote con las cripto y la cadena de bloques, echa un vistazo a nuestro episodio de School of Block sobre cómo proteger tus activos.


Recursos relacionados

Mantente al día

Encontrarás los anuncios en nuestro blog. Contacto de prensa:
[email protected]

Suscríbete a nuestro
boletín de noticias

Nuevas monedas compatibles, novedades del blog y ofertas exclusivas directamente en tu correo