Aspectos básicos

RECORRIDO 2. Tenlas y úsalas

capítulo 2/3

Cómo proteger tus cripto

Leer 4 min
Aspectos clave:
— La autocustodia es una característica definitoria de la titularidad cripto y requiere que los titulares guarden sus activos en una billetera para gestionarlos.

— Una billetera cripto es una interfaz que te permite interactuar con la red de la cadena de bloques y los activos que tienes en ella.

— Existen varias opciones de billeteras cripto, cada una de ellas con pros y contras en términos de seguridad, titularidad y comodidad.

— A continuación, analizaremos los pros y contras de diferentes billeteras, para que puedas decidir cuál es la mejor para ti.

C¡Enhorabuena! Si has llegado hasta aquí, ya te has familiarizado con la cadena de bloques y las cripto, y sabes que las claves privadas son el elemento más importante de la gestión de monedas y tokens. Ahora centrémonos en cómo proteger tus claves privadas.

No puedes tener en propiedad tus cripto sin una clave privada, y tu clave privada es lo que controla tus cripto. Por tanto, es evidente que debes proteger tu clave privada, para lo que necesitarás una billetera cripto.

Lo primero es lo primero: el término “billetera cripto” es un poco confuso, ya que la billetera no contiene tus monedas y tokens. Lo que contiene son las claves privadas que utilizas para gestionar tus monedas. Veamos más detenidamente cómo funciona.

¿Cómo funcionan las billeteras cripto?

Una billetera de criptodivisas cumple dos funciones: protege tus claves privadas y te permite interactuar con la red de cadena de bloques donde están tus activos.

Piensa en nuestra anterior analogía del buzón: podríamos decir que la billetera cripto es en realidad el propio buzón, ya que te permite “interactuar” con el servicio postal. Sin él no puedes recibir ninguna carta. Además, al instalar un buzón delante de tu casa, creas automáticamente una dirección postal activa y un buzón para cartas, así como una llave privada para abrir el buzón. Lo mismo ocurre con las billeteras cripto: cuando creas una, generas automáticamente un conjunto de claves pública y privada.

Es importante entender que hay diferentes tipos de billeteras cripto en el mercado, con diferentes ventajas y desventajas. Pueden adoptar varias formas (dispositivo físico, programa de software o plataforma digital), pero todas ellas pueden clasificarse en función de dos factores: quién controla las claves privadas generadas por la billetera y si la billetera está conectada a Internet, ambas cuestiones clave para valorar la protección que ofrece la billetera. Exploremos ambos factores a continuación.

Billeteras con custodia y sin custodia

Lo primero que debes tener en cuenta es si tu billetera es con custodia o sin custodia; en términos sencillos, ¿quién tiene las claves de la dirección en la cadena de bloques?

Como ya habrás descubierto en la última sección, el mantra del mundo de las cripto es “sin claves, no hay monedas”. Sin embargo, sorprendentemente algunas billeteras (por ejemplo, las billeteras de los exchanges) no te dan el control de las claves privadas de la dirección de la cadena de bloques donde se encuentran tus activos; en su lugar, ellos controlan las claves y te dan unas credenciales para iniciar sesión en su plataforma.

¿El riesgo? Estás confiando tus activos a su infraestructura de seguridad. Si hackean, restringen o cierran el exchange, tus monedas y tokens correrán la misma suerte. Como solo tienes unas credenciales para iniciar sesión y no las claves privadas, dependes de la plataforma para acceder y no puedes recuperar tus activos por tu cuenta. Esto no es titularidad real, por lo que debes tenerlo en cuenta a la hora de considerar cómo proteger tus monedas.

Dicho esto, veamos el otro factor principal para la seguridad de tu billetera: su exposición a Internet.

Billeteras calientes frente a billeteras frías

Cuando hablamos de una billetera caliente, a lo que realmente nos referimos es a una billetera conectada a Internet. Pueden ser billeteras de software instaladas en dispositivos móviles, portátiles o equipos de escritorio, o incluso billeteras en plataformas de exchange, que siempre están en línea.

Hay buenas razones para utilizar una billetera caliente: tienen interfaces intuitivas que te permiten transferir y gestionar fácilmente tus activos cripto, y como siempre están en línea, el proceso es instantáneo, lo que las hace muy atractivas para los principiantes. Pero también presentan una serie de desventajas que analizaremos a continuación.

Por otro lado, una billetera fría es un objeto físico (generalmente pequeño), como un dispositivo de hardware, en el que puedes guardar tu clave privada. Al contrario que las billeteras calientes, funcionan en un entorno offline y garantizan el acceso a tus fondos en cualquier momento.

Al ser completamente offline, las billeteras frías aportan mayor seguridad. No obstante, siguen siendo menos cómodas en términos de accesibilidad, ya que para poder gestionar tus activos antes tienes que conectarlas.

Tal vez te preguntes qué necesidad hay de usar una billetera fría con lo cómodo que es usar una interfaz que siempre está en línea. Es una buena pregunta.

La gran mayoría de las amenazas para tus cripto están en Internet. Puede ocurrir desde que unos hackers envíen spyware a tu equipo para buscar datos privados, hasta que configuren una aplicación de billetera maliciosa para que parezca real y así poder acceder a tus datos. Por lo tanto, aunque las billeteras calientes son el medio más cómodo para proteger tus claves privadas, están sujetas a ciertas vulnerabilidades críticas que podrían poner en riesgo tus cripto. Veámoslas.

Billetera caliente frente a billetera fría

Pros y contras

Más allá de la dicotomía caliente/fría, tienes subcategorías de billeteras, cada una de ellas con sus ventajas y desventajas. Hagamos un breve repaso de todas para guiarte por el camino hacia la seguridad de tus cripto.

Billeteras calientes

Exchanges y billeteras online

Son billeteras calientes a las que se accede a través de sitios web. Ambas son opciones sencillas para los principiantes, puesto que ofrecen comodidad. Sin embargo, como hemos comentado anteriormente, no te permiten tener en propiedad tus claves privadas, es decir, tus activos cripto. Además, son susceptibles a hackeos, amenazas en línea y ataques de virus. Por tanto, tienen un nivel de seguridad más bajo y limitan tu libertad.

Billeteras de software

Son billeteras calientes a las que se accede a través de una aplicación móvil o de escritorio específica. Aunque son más seguras que las billeteras web, están expuestas al malware y a los hackeos.

Las billeteras calientes son muy populares entre los usuarios de móviles y permiten transferir cómodamente importes pequeños de criptodivisas. Sin embargo, los usuarios nunca deben almacenar grandes sumas en billeteras calientes. Trata las billeteras calientes como si fueran billeteras físicas, donde solo se guardan pequeñas sumas de efectivo.

Billeteras frías

Billeteras de hardware

Son billeteras frías y la alternativa más segura disponible hasta ahora. Las billeteras de hardware son dispositivos físicos que se utilizan para guardar tu clave privada en un entorno cifrado y desconectado de Internet. En pocas palabras, una billetera de hardware te permite realizar todas tus operaciones cuando la conectas a tu PC o tu teléfono, sin dejar nunca tu clave privada “a la vista” en Internet o en tu dispositivo.

Por lo tanto, tus claves privadas permanecen a salvo de amenazas de virus o hackeos en línea mientras gestionas o transfieres tus activos cripto. Por eso, las billeteras de hardware no son vulnerables a estos ciberataques, a diferencia de los exchanges y otras billeteras calientes.

Al utilizar una billetera de hardware, garantizas la titularidad y el control total de tus activos, ya que eres la única persona a cargo de tu dinero y titular de tus claves privadas. No hay terceros involucrados.

Las billeteras de hardware, como Ledger, son el estándar de la seguridad. Tanto los usuarios como los exchanges y los proyectos optan por las billeteras de hardware como las soluciones de almacenamiento a largo plazo para sus activos de criptodivisas.

Billeteras en papel

Se podría decir que es el método de la vieja escuela: un trozo de papel en el que anotas tus claves privadas. Al ser totalmente offline, también son muy seguras, pero como puedes suponer, no es difícil que se pierdan o que sufran daños. Por lo tanto, no son nada cómodas.

Hay mucho debate en torno a la comparación de las diferentes billeteras cripto. Sin embargo, de todos los criterios posibles para juzgar y entablar una discusión, el único válido debe ser la seguridad, muy por encima del precio, la apariencia o la comodidad. Esta no es solo nuestra visión como empresa de seguridad cripto, sino la visión que comparte la comunidad.

¿Cómo protegerás tus cripto?

En conclusión, la única respuesta válida a la pregunta de cómo proteger tus activos cripto es usar una billetera de hardware. Aunque no son tan fácilmente accesibles como las calientes, puesto que no están conectadas directamente a Internet ni a tu equipo de escritorio, son mucho más seguras, ya que no están expuestas a las amenazas en línea y tienen interfaces que evolucionan constantemente para mejorar la experiencia del usuario.

Ahora que ya tienes una idea general de las billeteras, sigue leyendo para averiguar cuál es la mejor para ti.

El conocimiento es poder.

¿Acabas de adentrarte en el mundo de las cripto? Enhorabuena. Has tomado una excelente decisión. Como ya sabes, las cripto están descentralizadas, ¿qué pasa cuando el titular muere? School of Block tiene la respuesta.


Recursos relacionados

Mantente al día

Encontrarás los anuncios en nuestro blog. Contacto de prensa:
[email protected]