Entradas de blog, Liderazgo intelectual | 26/04/2022

¿Qué consume más energía, las cripto o las divisas fiduciarias?

cripto
El consumo energético de las cripto y el papel moneda fiduciario

El Bitcoin, entre otras criptodivisas, es un tema muy controvertido que suscita opiniones muy diversas. Quienes no son partidarios de las criptodivisas pueden darte una lista de los efectos negativos asociados a estas. Uno de los efectos más señalados es probablemente el consumo energético, algo que no siempre se explica como es debido. Sí, consumen mucha electricidad. Pero ¿cuál es el costo energético real? ¿Y si lo comparamos con el de nuestras divisas nativas?

Un análisis exhaustivo del consumo energético de las cripto

Las criptodivisas utilizan diferentes tipos de algoritmos para proteger su red. Los más comunes son la prueba de trabajo (PoW) y la prueba de participación (PoS). Ambos sistemas tienen un enfoque diferente para garantizar la seguridad de la red y validar las transacciones.

La red de Bitcoin utiliza PoW. Este tipo de algoritmo necesita una gran cantidad de energía para hacer funcionar la red, cerca del 90 % de la cual se consume solo en minería. Piensa que un minero corriente tiene una sala llena de PCs que resuelven problemas matemáticos durante todo el día. La dificultad aumenta de forma constante, por lo que la mayoría de los mineros necesitan dotarse de más equipo, lo que los lleva a consumir cada vez más energía. Se estima que el consumo de todos los mineros en 2020 fue de unos 58 TWh. Sí, es mucho. De hecho, es más que la cantidad total de electricidad que se consume anualmente en Suiza o Grecia.

Un estudio de Coinshare en el que se analizó la red de minería reveló que la red de Bitcoin obtiene el 74,1 % de su electricidad de fuentes renovables (eólica, solar e hidráulica). No siempre es fácil determinar cifras exactas porque la mayoría de los mineros prefieren permanecer en el anonimato. Como cada vez necesitan más equipos, algunos mineros están recurriendo a energías sostenibles, principalmente para reducir los costos y aumentar los beneficios. Otra solución para reducir el consumo de energía reside en el algoritmo. PoS puede ser una buena alternativa.

El algoritmo de PoS se utiliza en diferentes proyectos de cripto y ha cambiado la forma de validar los bloques. Los validadores de bloques se eligen por bloquear una determinada cantidad de cripto en el sistema. Cuanto más bloquees, más posibilidades tendrás de ser un validador de bloques. Recibirás recompensas en función de la cantidad que hayas bloqueado. Puede compararse a una cuenta bancaria en la que ganas dinero si lo tienes en una cuenta de ahorro.

Por naturaleza, el algoritmo de PoS es de bajo consumo, ya que no se produce minería en el proceso. Lo único que se necesita es un portátil para ejecutar un nodo, que estará activo las 24 horas del día y consumirá unos 350 kW de energía durante todo un año. Es decir, consume el 35 % de energía de una única transacción de BTC.

Todavía nos encontramos en los comienzos de las innovaciones y tenemos que averiguar cuál es la mejor manera de garantizar la seguridad de una red de cadenas de bloques. También están apareciendo nuevas soluciones; como el sharding, para hacer que las cadenas de bloques sean más eficientes, o equipos de minería avanzados para reducir el consumo de electricidad.

Ahora ya sabes lo que cuesta crear y mantener las redes descentralizadas de las criptodivisas, pero ¿eres realmente consciente de los costos de las divisas actuales, como el dólar o el euro?

Nuestro papel moneda

Si bien hoy en día hay menos monedas y billetes en circulación, se siguen produciendo, y el circulante es de 1,87 billones de dólares solo en los EE. UU. El dinero no siempre es puramente digital, y hay que imprimirlo, lo que significa que tiene un ciclo de vida: algunos billetes y monedas se deterioran y es necesario reemplazarlos. Un billete de 10 $ tiene una vida útil estimada de 5,3 años y se calcula que un billete de 5 $ dura 4,7 años. Para reemplazar estos billetes y monedas también se necesitan muchos recursos naturales (agua, tinta, pasta de celulosa, algodón, lino y diferentes tipos de metales).

Se estima que la producción mundial de papel moneda en 2014 supuso un consumo de 5 TW y 10 000 millones de litros de agua. Por otra parte, el sistema bancario por sí solo consume más energía que la red de Bitcoin. El costo energético de la banca se estima en unos 100 TW al año. Casi dobla el de Bitcoin. En efecto, los bancos tienen en funcionamiento multitud de servidores, sucursales y cajeros automáticos para garantizar que su sistema sea accesible al público.

Ambos sistemas necesitan cierta cantidad de energía para desarrollarse, pero ¿cómo podemos reducir el consumo?

La evolución de la energía

Nos encontramos a las puertas de una revolución industrial, y en esta se utilizarán más soluciones de energía renovable que en la anterior. Los mineros ya están migrando al noroeste del Pacífico, donde pueden ahorrar en electricidad gracias a la gran disponibilidad de energía hidroeléctrica.

Islandia también se está convirtiendo en un destino estrella para los mineros, pues el país depende casi por completo de las energías renovables.

¿Qué opinas? ¿Y cuál crees que es la mejor solución? Probablemente surgirán nuevos protocolos para disminuir el consumo de energía, o los mineros pasarán a utilizar fuentes de energía renovable.


Mantente al día

Encontrarás los anuncios en nuestro blog. Contacto de prensa:
[email protected]