¿Qué son las claves públicas y privadas?

Leer 4 min
Aspectos clave
— El objetivo de las claves públicas y privadas es demostrar que una transacción gastada la ha firmado efectivamente el propietario de los fondos y que no ha sido falsificada.
— Cuando tienes criptodivisas, lo que posees, en realidad, es una “clave privada”.
— Con esta “clave privada”, el propietario accede al derecho a gastar las criptodivisas asociadas. Dado que da acceso a las criptodivisas, debe ser de carácter privado.
— Puedes tener una o varias claves públicas asociadas a cada clave privada.
— Si tienes la clave privada, es posible generar la clave pública. Sin embargo, es imposible encontrar la clave privada solo con la clave pública.

¿Qué son las claves públicas y privadas? A continuación, te explicamos cómo funcionan y qué debes saber.


Las claves públicas y privadas son componentes fundamentales de las criptodivisas creadas en redes de cadenas de bloques que forman parte de un campo más amplio de la criptografía conocido como criptografía de clave pública (PKC) o cifrado asimétrico.

El objetivo de la PKC es pasar de forma sencilla de un estado a otro volviendo casi imposible revertir el proceso y, de paso, demostrando que se tiene un secreto sin revelarlo. Posteriormente, el producto es una función matemática unidireccional, de forma que se vuelve idóneo para validar la autenticidad de algo, es decir, una transacción, porque no puede falsificarse. La PKC funciona según un modelo de dos claves, la pública y la privada, que suelen representarse con un candado (clave pública) y la clave real para acceder al candado (clave privada).

Criptografía de clave pública (PKC)

La PKC se basa en la matemática original de las «Trapdoor functions» que es un problema matemático fácil de calcular en una dirección y casi imposible de revertir.

A una PC le llevaría muchísimo tiempo resolver este problema (en el orden de miles de años) para calcular la respuesta correcta. En el contexto de la PKC, estos trucos matemáticos, como la descomposición en factores primos, son las trapdoor functions que hacen imposible la ingeniería inversa (es decir, la falsificación) de las firmas criptográficas, ya que para ello es necesario que la PC resuelva un problema matemático prácticamente irresoluble.

El concepto de las claves públicas y privadas

El propósito general de la PKC es facilitar una comunicación segura y privada mediante firmas digitales en un canal público donde puede haber fisgones potencialmente malintencionados. En el contexto de las criptodivisas, el objetivo es demostrar que una transacción gastada la ha firmado efectivamente el propietario de los fondos y no ha sido falsificada, todo ello a través de una red de cadena de bloques entre pares.

Cuando tienes criptodivisas, lo que realmente tienes es una “clave privada”. Con la “clave privada”, el propietario accede al derecho a gastar las criptodivisas asociadas. Como ofrece acceso a tus criptodivisas, debe mantenerse, tal y como sugiere su nombre, privada.

Además de una clave privada, también hay una clave pública y existe un vínculo criptográfico entre la clave pública y la privada. Si tienes la clave privada, es posible generar la clave pública. Sin embargo, es imposible encontrar la clave privada solo con la clave pública.

Las claves pública y privada son análogas a una dirección de correo electrónico y una contraseña respectivamente.

En teoría, Alicia puede crear miles de millones de claves públicas (direcciones) desde su clave privada, de la cual solo tiene una y que funciona como contraseña privada que solo ella conoce y es su secreto. Una vez que Alicia crea una dirección de clave pública, esa dirección está a disposición de todos los usuarios de la red como una dirección a la que pueden enviar criptodivisas como Bitcoin. Solo Alicia puede acceder a las criptodivisas enviadas a esa dirección, ya que tiene la clave correspondiente a esa dirección pública.

Cómo funciona una transacción

La clave privada de Alicia es su firma digital, la cual puede utilizar para demostrar que es la persona que gastó una transacción o envió un mensaje.

Por ejemplo, si Alicia quiere enviar a David un mensaje a través de un canal público que Carlos está escuchando, Alicia puede cifrar el mensaje con su clave privada y enviárselo a David. Alicia también crea con su mensaje un valor especial, denominado “salida hash”, el cual se envía a David mediante la clave pública de este. Con la salida hash, el mensaje y su clave privada, David puede descifrar el mensaje y leerlo.

Carlos no puede leer el mensaje porque solo tiene la clave pública de Alicia y su propio par de claves privada y pública. Esta es la magia de las trapdoor functions en acción. Carlos no puede realizar ingeniería inversa del mensaje ni de la clave privada de Alicia porque se ha creado con una trapdoor function.

En Bitcoin, las transacciones consisten en una serie de usuarios que envían y reciben bitcoins a las direcciones públicas de otras personas como entradas y salidas en el modelo de transacción UTXO de Bitcoin. Alicia puede publicar su clave pública en la web, y la gente puede enviar bitcoins a esa dirección porque sabe que Alicia es la dueña de la clave privada que da acceso a esos fondos.

En general, los nodos de Bitcoin (personas que ejecutan el software de Bitcoin) verifican y validan automáticamente las transacciones en la red para asegurarse de que no se ha falsificado ninguna de ellas, para lo que utilizan reglas de consenso básicas y pruebas criptográficas de que los pares de claves públicas/privadas son válidos (prueba de trabajo). En consecuencia, es casi imposible falsificar transacciones en las criptodivisas que utilizan la PKC, como Bitcoin, ya que están protegidas por las premisas de pruebas matemáticas.

Sigue aprendiendo Si disfrutas familiarizándote con las cripto y la cadena de bloques, echa un vistazo a nuestro video de School of Block. Cómo proteger tus cripto.


Recursos relacionados

Mantente al día

Encontrarás los anuncios en nuestro blog. Contacto de prensa:
[email protected]