Entradas de blog, Liderazgo intelectual | 27/04/2022

Un chapuzón en el mercado: ¿qué ha hecho cambiar de opinión a las ballenas?

cripto
Ballenas

Críticos. Son testarudos y se necesita algo grande para hacer cambiar de opinión a estos ávidos objetores, especialmente cuando se les alaba en lo suyo.

Así que, si un crítico detractor da una vuelta de 180 grados y considera que las criptodivisas son un activo que vale la pena, dice mucho de la dirección en la que va encaminado el mercado. Por lo que parece, las cripto son el futuro y es emocionante ver que los importantes y críticos inversores ballena prefieren cambiar de tono para entonar las dulces melodías del potencial del Bitcoin en lugar de quedarse anclados en el pasado.

Críticos de las cripto que ahora son defensores del Bitcoin

Cuando una ballena entra en el mercado, los efectos de rebote pueden propagarse a otras fuentes financieras. Parece ser que una ballena lleva a otra, y a lo largo del año hemos visto entrar en escena numerosas ballenas azules. Si 2020 y el aumento del precio del Bitcoin nos han demostrado algo, es que el océano cripto responde a la plaga de ballenas del Bitcoin, y vaya si está respondiendo bien.

Ray Dalio: el Bitcoin es un activo parecido al oro

Ya en 2017, Dalio calificó el Bitcoin de burbuja. Tres años después, las críticas del multimillonario dieron un giro, pero no en la dirección correcta (…todavía). En una conferencia celebrada en enero, Dalio afirmó que simplemente no ve el Bitcoin como un medio de cambio efectivo ni como un depósito de valor.

Bueno, parece que la burbuja desde la que criticaba el Bitcoin ha explotado en el transcurso del año mientras el Bitcoin navegaba sobre una gloriosa ola de crecimiento saludable y otros mercados trataban de nadar en aguas turbias. En una publicación reciente de Reddit, la ballena admitió un cambio de punto de vista, señalando el potencial que tiene el Bitcoin de ser un eficaz depósito de valor:

«Creo que Bitcoin (y algunas otras divisas digitales) se han establecido en los últimos diez años como interesantes alternativas de activos parecidos al oro, con similitudes y diferencias con el oro y otros depósitos de riqueza de oferta limitada y móviles (a diferencia de los bienes raíces).

Visa: de las peleas por las cripto a las asociaciones potentes

Remontándonos rápidamente a dos años atrás, Visa se vio envuelta en una pelea algo complicada y muy pública con Coinbase (que resulta ser uno de los exchanges más destacados de las criptodivisas) por las múltiples comisiones aplicadas por los pagos de cripto efectuados con tarjetas Visa. Mientras las empresas se peleaban, los usuarios fueron los más perjudicados. ¿Por qué exactamente? Pues bien, algunos usuarios recibieron una bofetada de hasta 50 comisiones duplicadas accidentalmente (¡ay!). Para echar más leña al fuego, ninguna empresa quiso asumir la culpa.

Visa publicó una declaración en TNW señalando que no había realizado ningún cambio en el sistema que provocara la duplicación de las comisiones, lo que podría interpretarse como "seguramente la culpa fue del exchange". Poco después, Coinbase usó Twitter para explicar lo ocurrido, lo que podría interpretarse como "la culpa no es nuestra, es de ellos". Después de ciertas investigaciones, Visa publicó otra declaración para decir que, a fin de cuentas, era posible que los problemas no fueran por causa de Coinbase (¡vaya!). Aunque Visa no asumió explícitamente ninguna culpa, sí ofreció reembolsos a todos los afectados.

Además de todo esto, el director general de Visa, Kelly Alfred, también afirmó que Visa solo haría sus pinitos en las criptodivisas si estas evolucionaban más allá del uso como un depósito de valor, con lo que daba a entender que Bitcoin no es realmente dinero y que es "demasiado especulativo" (te suena, ¿verdad?) para ser un actor importante en el juego de los pagos.
Pero, bien está lo que bien acaba. Desde entonces, Visa ha arreglado las cosas con Coinbase y ha admitido que Bitcoin es de hecho un fuerte contendiente en el juego. La ballena-Visa (incluido su crítico director general) ahora está bien metida en el criptoespacio y se ha asociado con Coinbase.

Stanley Druckenmiller: el Bitcoin es una mejor apuesta

Anteriormente, Druckenmiller había evitado decididamente cualquier deliberación sobre las criptodivisas. Su principal problema con el Bitcoin (al igual que en el caso de otros críticos) era la volatilidad. El precio inestable del Bitcoin era un obstáculo que superar, uno que él no estaba dispuesto a ignorar.

Parece que al inversor estadounidense ya no le preocupa la volatilidad. Ahora, el propio Druckenmiller no solo está apostando por el Bitcoin, sino que también aconseja que otros se sumen a la carrera. Reconoció que se ha "reconciliado" con Bitcoin como depósito de valor, hasta el punto de afirmar que la apuesta por Bitcoin podría resultar más rentable que el oro:

“Sinceramente, si la apuesta por el oro funciona, la apuesta por Bitcoin probablemente funcionará mejor porque es más estrecho, menos líquido y tiene mucho más beta”.

Elon Musk: Tesla y el potencial del billón de dólares

Musk, con la excéntrica ballena azul que es, se ha pronunciado bastante sobre el Bitcoin durante años, especialmente teniendo en cuenta que es alguien que no se compromete a adentrarse en el criptoespacio.

En una conversación reciente, Musk tuiteó una sugerente entrada (y lo decimos en todos los sentidos de la palabra) con la descarada insinuación de que le tienta el constante aumento del valor de Bitcoin.

Una respuesta rápida de Michael Saylor, director general de inteligencia empresarial y servicios en la nube de la empresa MicroStrategy, tentó a Musk más sugiriéndole que convirtiese los balances de Tesla de dólares a Bitcoin (un cambio que la propia empresa de Saylor ya había hecho con gran éxito).

Si Musk decide dar el paso, podría acelerar el crecimiento de Tesla más rápido de lo que los coches eléctricos tardan en llegar a los 100 km/h (vale, no tanto, porque es en menos de dos segundos, pero ya sabes lo que queremos decir). Como dijo Saylor, Musk ofrecería a los accionistas un “favor de 100 000 millones de dólares” con un potencial de un billón de dólares si otras empresas también se subieran al tren cripto.

¿Podría 2022 ser el año de las ballenas del Bitcoin?

Sin duda, 2021 es oficialmente el año del buey, pero creemos que “el año de la ballena” suena mejor. Las ballenas de las que hemos hablado son solo algunas de las muchas que dieron pasos hacia el criptomercado. A medida que más de ellas se suban al tren del Bitcoin, es probable que comencemos a ver una emocionante tendencia de ballenas nuevas y críticos antiguos que cambian de parecer y se adentran en el mundo del Bitcoin.

Mantente al día

Encontrarás los anuncios en nuestro blog. Contacto de prensa:
[email protected]