Entradas de blog, Liderazgo intelectual | 26/04/2022

Las DeFi frente a las CeFi: cómo dan la talla las DeFi

cripto Seguridad
Las DeFi frente a las CeFi

Aspectos clave:

  • Tanto las DeFi como las CeFi están preparadas para cambiar la forma en que la gente gestiona su dinero, pero cada una está posicionada de una forma particular para hacerlo.
  • Las DeFi ofrecen una transparencia, una accesibilidad y una utilidad impresionantes a los usuarios de activos digitales, pero aún no alcanzan la funcionalidad general que ofrecen las CeFi.
  • Las CeFi siguen siendo, con diferencia, el mayor sector, pero las DeFi les pisan los talones al crecer a un ritmo vertiginoso. El apoyo a las divisas fiat sigue siendo uno de los ingredientes clave que faltan a las DeFi para atraer a una mayor base de usuarios.


Tanto si eres seguidor de las finanzas descentralizadas (DeFi) como si lo eres de las finanzas centralizadas (CeFi), la popularidad de ambas se ha disparado en los últimos años, ya que los activos digitales como Bitcoin (BTC), Ethereum (ETH) y Tether (USDT) han posibilitado una nueva ola de soluciones financieras descentralizadas y centralizadas que dan poder a los usuarios de activos tanto fiat como digitales.

Las DeFi hacen referencia a los protocolos, las plataformas y los servicios descentralizados que corren en paralelo a la infraestructura financiera tradicional, es decir, los bancos y las instituciones financieras gestionadas por los estados, mientras que las CeFi son una especie de punto medio que ofrece plataformas centralizadas que conectan las plataformas financieras heredadas con la nueva economía de activos digitales, prestando servicios financieros a los activos digitales y a menudo a los usuarios de divisas fiat.

Aunque ambas parecen tenerlo todo dispuesto para sacudir a la industria financiera, son diferentes en muchos aspectos y tendrán diferentes funciones que desempeñar en el futuro de las finanzas.

Ventajas de las DeFi

Las finanzas descentralizadas surgieron de una imperiosa necesidad de proporcionar una gama completa de servicios financieros a los usuarios de activos digitales sin sacrificar los principios básicos sobre los que se construyeron estos activos.

A diferencia de muchas soluciones de las CeFi y de las finanzas tradicionales (TradFi), las plataformas y los protocolos de las DeFi no requieren de permisos. Fundamentalmente, esto quiere decir que no hay ninguna entidad centralizada que decida quién puede o no usar la plataforma, lo que garantiza que las plataformas de las DeFi estén abiertas para que las utilice absolutamente cualquier persona.

Dado que estas plataformas pueden ser utilizadas por cualquier persona con una billetera de activos digitales, representan alternativas más accesibles a los bancos, las empresas de préstamos, los mercados monetarios y otras plataformas del tipo TradFi, ya que ofrecen una solución abierta y accesible que puede prestar servicios cruciales a las personas no bancarizadas.

Al fundamentarse en plataformas de cadenas de bloques visibles públicamente, los servicios de las DeFi ofrecen los beneficios de una transparencia absoluta, lo que permite a cualquier persona revisar tanto el código que hace funcionar los contratos inteligentes de esa solución como las transacciones que procesa. Esto quiere decir que hay menos incertidumbre sobre lo que sucede entre bambalinas, lo que da tranquilidad a los usuarios de las DeFi.

Con los activos producidos o generados por plataformas DeFi se puede operar libremente en plataformas externas, y los usuarios generalmente son libres de hacer lo que deseen con estos activos, a menos que decidan bloquearlos o inmovilizarlos durante un período fijo.

Desventajas de las DeFi

Como hemos comentado anteriormente, las DeFi dan a los usuarios el poder de gestionar su propio dinero sin depender de bancos u otras instituciones financieras. Aunque en muchos casos esto puede ser liberador, puede representar un riesgo, ya que no hay funciones de reembolso ni mecanismos de protección para evitar que los usuarios pierdan dinero.

Con las DeFi, los usuarios son completamente responsables de lo que ocurre con sus activos. Perder las claves privadas y escribir mal la dirección de la billetera son dos de las razones más comunes por las que los usuarios pueden perder irremediablemente sus activos. Sin embargo, con las CeFi, la autoridad centralizada suele adoptar disposiciones para proteger a los usuarios de pérdidas, como un arbitraje de disputas o un sistema de reembolso, que actúan como una especie de atenuador de los errores de los usuarios.

Además, aunque muchas plataformas DeFi ofrecen una utilidad genuina a los usuarios y pueden ser rentables de usar, hay muchísimas que no ofrecen ese tipo de utilidad o que son directamente una estafa. A diferencia de las plataformas CeFi, que generalmente son gestionadas por individuos de cara al público y empresas registradas a las que se puede responsabilizar de las acciones, los que resulten perjudicados por proyectos DeFi turbios tendrán pocos o ningún recurso jurídico.

Algunas de estas plataformas también se encuentran en una posición normativa inusual, ya que pueden permitir a los usuarios acceder a servicios que estarían prohibidos o regulados en su jurisdicción, lo que supone un desafío para los reguladores y los usuarios que quieren hacer bien las cosas.

La situación actual

Tal y como están, las plataformas CeFi superan considerablemente a las DeFi en número de usuarios y en el tamaño total del mercado.

Hay muchas más plataformas CeFi consolidadas que DeFi, ya que las plataformas CeFi, como los exchanges de criptodivisas centralizados y las plataformas de préstamos, han tenido varios años para desarrollar experiencias de usuario intuitivas y accesibles y ofrecen servicios que las plataformas DeFi todavía luchan por igualar, como compatibilidad directa con divisas fiat tales como el dólar estadounidense (USD) y el euro (EUR).

Las plataformas CeFi también ofrecen una propuesta más familiar a los usuarios, ya que generalmente aportan una solución de custodia como parte de su oferta, lo que ayuda a los recién llegados a evitar algunos de los riesgos que pueden conllevar la gestión de frases semilla y la protección de las claves privadas, como la pérdida irreversible.

No obstante, el sector de las DeFi ha crecido a un ritmo asombroso en los últimos años y, con regularidad aparecen nuevas plataformas de este tipo, cada vez más innovadoras y atractivas, que acortan la distancia entre las capacidades de las CeFi y las DeFi. Siendo así, puede no faltar mucho para que elegir entre las CeFi o las DeFi sea una cuestión de preferencia, más que de utilidad.

Mantente al día

Encontrarás los anuncios en nuestro blog. Contacto de prensa:
[email protected]